Pulsa «Intro» para saltar al contenido

Refrescos que no debes mezclar con tequila según PROFECO

Existen ciertas bebidas en el gusto popular que pensamos que van con todo, como el refresco. Esta bebida azucarada es consumida por millones de mexicanos, y mientras algunos solo la consumen durante una comida, otros la requieren para acompañar sus reuniones o eventos y hacerlos más amenos.

Hay refrescos de varios sabores para que cada persona pueda consentirse como mejor le plazca, pero hay momentos en los que se deciden combinarlos con alguna bebida alcohólica para potenciar su sabor y darle un giro total a la misma, como es el caso del tequila.

Dado que el tequila es una bebida bastante fuerte, algunas personas prefieren no consumirlo solo y buscan alternativas para rebajar su fuerza. Una clásica manera de lograrlo es con el refresco, que suaviza el sabor del tequila y lo hace más fácil de beber.

Sin embargo, no todos los refrescos son recomendables para hacer dicha combinación. Según un estudio de calidad realizado por la Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO), en el que se analizaron los componentes de cuarenta refrescos pertenecientes a las marcas más consumidas del país, se obtuvieron resultados importantes.

Estos son los refrescos que no debes combinar con tequila, según PROFECO

PROFECO evaluó refrescos de toronja de varias marcas, ya que este es el tipo de refresco que más se compra para combinar con el tequila.

  1. Fresca: En su presentación de lata de 355 ml, contiene 19.5 gramos de azúcar por envase y jarabe de maíz de alta fructosa. Precio aproximado: $18.00 MXN.
  2. Jarritos: En su presentación de 2 litros, contiene 7.8 gramos de azúcar por cada 100 ml, es decir, 156 gramos por envase, también contiene jarabe de maíz de alta fructosa. Precio aproximado: $22.00 MXN.
  3. Squirt: En su presentación de 600 ml, contiene 31.2 gramos de azúcar por envase y jarabe de maíz. Precio aproximado: $15.00 MXN.

Jarabe de maíz de alta fructosa: ¿Qué es y por qué es dañino para la salud?

El jarabe de maíz de alta fructosa es un tipo de edulcorante líquido obtenido por un proceso enzimático a nivel industrial. No existe naturalmente en ningún alimento o bebida y es considerado como un ingrediente perjudicial para la salud. Es uno de los principales factores de riesgo para enfermedades cardiovasculares, ya que favorece el depósito de lípidos en la pared arterial.

Además, el jarabe de maíz de alta fructosa puede provocar resistencia a la insulina, elevar el ácido úrico, la presión arterial y los triglicéridos, además de causar hígado graso y daño renal.

Es importante hidratarse con abundante agua y consumir refrescos en la menor medida posible, ya sea combinados o solos, para cuidar mejor tu salud.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *