Pulsa «Intro» para saltar al contenido

Huracán Beryl categoría 1 tocará tierra en Quintana Roo este viernes

En la conferencia matutina del día de hoy, jueves 4 de julio, Laura Velázquez Alzúa, coordinadora Nacional de Protección Civil, ha anunciado que el Huracán Beryl, categoría 1, se espera que toque tierra en el estado de Quintana Roo durante la madrugada del viernes 5 de julio. Según indicó la funcionaria, el punto de posible impacto abarca desde Tulum hasta Felipe Carrillo Puerto.

Ante esta situación, se han tomado medidas preventivas significativas en las zonas potencialmente afectadas. Velázquez Alzúa enfatizó la importancia de que la población residente en dichas áreas comience a resguardarse, ya que se esperan lluvias intensas y vientos de gran fuerza conforme se acerque el huracán.

El recorrido previsto del huracán incluye que, tras impactar en Quintana Roo, Beryl cruzará Yucatán y se desplazará hacia el Golfo de México como tormenta tropical. Existe la posibilidad de que en aguas del Golfo recupere la fuerza de huracán categoría 1 antes de dirigirse hacia el norte de Tamaulipas, previéndose su paso por los municipios de Matamoros, San Fernando y Soto la Marina entre la noche del domingo y la madrugada del lunes 8 de julio.

La Coordinadora Nacional de Protección Civil subrayó que el impacto del ciclón tropical generará lluvias torrenciales en Quintana Roo, Yucatán, Campeche, Tabasco y Chiapas, por lo que es crucial que la población siga las recomendaciones de las autoridades locales y esté alerta ante posibles inundaciones y deslaves.

Desde principios de esta semana, el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) ha estado monitoreando la evolución de Beryl en el Océano Atlántico. Se han desplegado recursos humanos y logísticos tanto de dependencias federales como locales para asegurar la preparación y respuesta ante este fenómeno hidrometeorológico.

Entre las acciones implementadas se encuentran la suspensión de clases en todos los niveles educativos de Quintana Roo y Yucatán para los días jueves y viernes, así como la restricción a la navegación marítima y el cierre de puertos en el Golfo de México y el Mar Caribe. Además, se han habilitado refugios temporales, incluyendo hoteles seguros para el turismo, y se están realizando evacuaciones preventivas en comunidades en riesgo.

El presidente Andrés Manuel López Obrador elogió la coordinación entre los distintos niveles de gobierno y los organismos de seguridad ante la llegada del huracán Beryl. Destacó la movilización de elementos de la Marina, la Defensa y la Guardia Nacional, así como la preparación anticipada en Tamaulipas, donde se espera el segundo impacto del fenómeno.

En resumen, México se encuentra en alerta máxima frente al huracán Beryl, con preparativos exhaustivos para proteger a la población y minimizar los daños ante este evento climático de gran magnitud.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *