Pulsa «Intro» para saltar al contenido

CDMX minimiza impacto de hackeo por ‘Chilango Leaks’

CDMX a 6 de abril, 2024.- El gobierno de la Ciudad de México se ha visto en el ojo del huracán tras la revelación de un hackeo masivo de correos electrónicos institucionales, un incidente atribuido al grupo hacker Mexican Mafia. La noticia, que rápidamente capturó la atención de la opinión pública y medios de comunicación, llevó a la administración capitalina a emitir un comunicado aclaratorio sobre la naturaleza y el impacto de la filtración, conocida como «Chilango Leaks».

 

A diferencia de filtraciones previas, como el notorio caso «Guacamaya Leaks» que afectó a la Secretaría de la Defensa Nacional, los «Chilango Leaks» parecen estar lejos de comprometer información crítica de la administración pública local. Según la Agencia Digital de Innovación Pública (ADIP), el hackeo impactó principalmente a cuentas inactivas o de baja prioridad que, aseguran, no contienen datos sensibles ni comprometedores.

 

La amenaza inicial del grupo de hackers de revelar miles de correos electrónicos de funcionarios del gobierno local pareció materializarse cuando un usuario, identificado como Lord Peña, publicó gratuitamente 20 gigabytes de datos en un sitio web, con la promesa de más información disponible para la venta.

 

En respuesta, la ADIP emitió una nota informativa asegurando que los correos afectados no comprometen la seguridad de datos críticos para el funcionamiento de la administración. «El mismo servicio almacena principalmente cuentas inactivas y cuentas de baja prioridad que no contienen información crítica», señaló el comunicado, tranquilizando a los ciudadanos y a los medios sobre la integridad de la información gubernamental.

 

Además, la agencia destacó que los sistemas de correo electrónico del Gobierno de la Ciudad de México cuentan con robustos mecanismos de seguridad y recuperación, diseñados para proteger contra incidentes de esta naturaleza y acordes al nivel de criticidad de la información gestionada.

 

Este incidente subraya los desafíos constantes que enfrentan las instituciones públicas y privadas en la protección de sus sistemas de información en una era cada vez más digitalizada y vulnerable a ataques cibernéticos. También resalta la importancia de mantener prácticas de seguridad informática actualizadas y de contar con planes de respuesta rápida ante potenciales brechas de seguridad.

 

Mientras la Ciudad de México continúa su evaluación y fortalecimiento de medidas de seguridad, el episodio de «Chilango Leaks» sirve como un recordatorio crítico de la necesidad de vigilancia constante en el ciberespacio.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *